Search

    Esta secção não inclui de momento qualquer conteúdo. Adicione conteúdo a esta secção através da barra lateral.

    Image caption appears here

    Add your deal, information or promotional text

    LA ANATOMÍA FEMENINA

    La anatomía del ser humano, en especial la femenina, ha sido un tabú que ha pasado de generación en generación y aún hoy, en el siglo XXI, todavía siguen arraigados muchos mitos, miedos e inseguridades en toda la sociedad.

    A diferencia de los órganos genitales masculinos, gran partede los genitales femeninos no están a la vista, y al no poderlos ver fácilmente, el tacto se vuelve un sentido esencial para explorarlos y conocerlos. Es fundamental aprender sobre la forma y el funcionamiento de nuestro cuerpo, pues así sabremos relacionarnos con él, podremos cuidarlo y entendernos mejor a nosotras mismas.

    ¡Empecemos con nuestros genitales externos, eso que todas nosotras, podemos ver y tocar todos los días! Entre más nos toquemos y exploremos vamos a poder disfrutar más de nuestra sexualidad y conectarnos con nuestro poder femenino.

    Descubrir qué zonas son más sensibles, dónde se siente más rico y qué no nos gusta tanto, o nos incomoda, es el primer paso para empoderarnos de nuestro cuerpo, demarcar límites y a su vez para tener una vida sexual saludable y plena.

    ¿VULVA O VAGINA?

    La vulva es el conjunto de los genitales femeninos externos que incluye:

    - Los labios internos y externos

    - El clítoris

    - El orificio uretral (por donde se orina)

    - La abertura vaginal (por donde se inserta la copa)

    Es decir que la vagina es tan solo una parte de la vulva, muchas personas dicen “vagina” cuando, en realidad, están hablando es de la vulva.

    La vagina es un canal que conecta la abertura vaginal con el cuello uterino o cérvix.

    LABIOS EXTERNOS E INTERNOS

    Son pliegues de piel alrededor de la abertura vaginal cuya función es proteger los genitales internos, sobretodo, de infecciones. Los labios mayores (labios externos) empiezan en el monte de venus y terminan en la parte inferior de la entrada vaginal, generalmente son carnosos y están cubiertos de vello púbico.

    Los labios menores (labios internos) están dentro de los externos, empiezan en el clítoris y terminan debajo de la abertura vaginal. Los labios vaginales pueden ser cortos o largos, arrugados o lisos, y también varían en el color: desde rosado hasta negro achocolatado.

    EL CLÍTORIS

    Es el órgano femenino cuya única función es el placer sexual. Físicamente tiene características similares a las del pene de los hombres, ambos cuentan con un glande en el extremo (el puntico que es visible del clítoris), son eréctiles y tienen una capa de piel protectora (capuchón).

    El clítoris es más grande de lo que generalmente creemos, NO es solo un puntico arriba de la uretra, es todo un órgano que se extiende internamente en el cuerpo de la mujer y mide alrededor de 12cm, es decir es casi del mismo tamaño de un pene.

    LA URETRA

    Es un canal, en forma de tubo, por el cual la vejiga expulsa la orina. En el espejo lo podemos ver como un pequeño huequito abajo del clítoris y arriba dela canal vaginal.

    EL HIMEN

    Las mujeres tenemos un tejido elástico en la entrada de la vagina llamado himen. Dependiendo del cuerpo de cada mujer el himen puede tener diferentes formas. Hay unos más cerrados que otros, unos con huequitos, otros completamente abiertos.

    De cualquier manera, si te está bajando la menstruación quiere decir que hay un huequito por donde esta sale. En el momento de introducir un tampón o una copa menstrual este tejido se estira como un caucho y da paso al objeto, pero no es como si se rompiera una pared divisoria, el himen tiene la capacidad de volver a su forma anterior.

    Es importante saber que el himen también se va estirando con el tiempo, con actividades NO sexuales como caminar, montar a caballo o en bici, y que su forma no está necesariamente relacionada con las relaciones sexuales de penetración.

    LA VIRGINIDAD

    La virginidad es un concepto cultural asociado a la primera vez que se tengan relaciones sexuales y NO debe ser relacionado con la forma física del himen, puesto que ni siquiera un médico puede diferenciar entre mujeres que hayan tenido relaciones de las que no, eso es un mito.