Search

    Esta secção não inclui de momento qualquer conteúdo. Adicione conteúdo a esta secção através da barra lateral.

    Image caption appears here

    Add your deal, information or promotional text

    ¿Qué dice la ciencia sobre la copa menstrual?

    • 4 lectura mínima

    A la hora de pasarnos a la copa menstrual vemos mucha información de sus beneficios y las razones por las que es la mejor decisión para cuidar de tu salud menstrual, pero pocas veces conocemos los datos y cifras que hay detrás de la copa. Además de ser uno de los productos más vendidos hoy en día, también ha despertado el interés y la curiosidad de la comunidad científica, que ha empezado a investigar no solo sus beneficios, sino su aporte a estudios científicos respecto al cuerpo femenino.

    Si te interesa conocer más a fondo algunos de los beneficios de la copa menstrual, en este blog te vamos a contar datos de la copa, todos basados en estudios científicos que se han hecho en los últimos años y que demuestran las cualidades de la copa menstrual. 


    Si el uso de copas menstruales se multiplicara por seis en los países de occidente, habría una reducción de residuos de hasta un 84%


    Si lo tuyo es el cuidado del medioambiente esta es una gran noticia. Si la mayoría de las mujeres de Europa, Norteamérica y Suramérica se pasara a la copa menstrual, la basura que generamos anualmente disminuiría drásticamente, en un 84%, preservando nuestros recursos naturales y generando menos contaminación.  

     

    Impacto ambiental

     

    El 91% de mujeres que usan la copa menstrual la prefieren sobre otros productos de cuidado menstrual 


    La copa menstrual es libre de químicos y súper cómoda, por eso te permite realizar todo tipo de actividades sin que la sientas o que te tengas que preocupar por fugas, además evita irritaciones que pueden ser causadas por los materiales con los que otros productos de cuidado menstrual están fabricados, por eso muchas mujeres hacen el cambio a la copa.

    Los beneficios de usar la copa menstrual van desde hacer con tranquilidad cualquier tipo de deporte, dormir tranquilamente sin preocuparte por fugas o manchas, hasta permitir que en comunidades vulnerables las niñas no falten al colegio cuando menstrúan, por esto hasta el 91% decide definitivamente pasarse a la copa.



     

    La probabilidad de infección por el uso de la copa es de 0.6%


    Algunos estudios llevados a cabo por University College London comprobaron que la copa no afecta la flora vaginal, es tan amigable con tu cuerpo que incluso en la mayoría de las usuarias el riesgo de alteración es del 0% esto ayuda a que tu zona íntima esté mucho más protegida e incluso que disminuya el riesgo de tener hongos o infecciones.


    Debido a que la copa debe ser de silicona de grado médico, el material ayuda a que se reduzcan drásticamente las probabilidades de tener una infección. Esto sucede debido a dos factores, primero, la copa es libre de químicos y segundo, la copa recoge en vez de absorber. Uno de los riesgos de los tampones es que no solo absorben la sangre, sino que también absorben la flora vaginal. La flora vaginal son bacterias buenas que protegen la zona íntima, entonces debido a que las copa no las retira de la zona eso ayuda a que la vagina esté más protegida. 


    Por otro lado, la sociedad norteamericana de ginecología pediátrica y adolescente encontró que el 12% de usuarias de toallas y hasta el 32% de mujeres que usan tampones han tenido algún tipo de infección urinaria. 

     


    Las posibilidades de no poder insertar la copa son aproximadamente de un 3%


    Uno de los miedos más comunes a la hora de empezar a usar la copa menstrual es que no podamos insertarla, pues un estudio de la adaptabilidad y eficacia de la copa demostró en un grupo de mujeres que las probabilidades de no poder insertar la copa pueden llegar a ser tan bajas como el 3% y que la práctica ayuda mucho a que el proceso de ponerla sea cada vez más sencillo. 

     


    Hasta el 90% de las mujeres dice que remover la copa es sencillo


    Por otro lado, si lo que te preocupa es sacar la copa, te contamos que en varios estudios la mayoría de las mujeres afirma que retirar la copa es un proceso que toma práctica y un poco de tiempo, pero es sencillo. Recuerda que es normal que al principio mientras aprendes a ponértela la copa tienda a subirse por el canal vaginal y no logres coger el palito ahí mismo. La buena noticia es que la copa no se va a ir a ningún lado, el canal vaginal termina en el cérvix, entonces la copa no se va a perder dentro de ti.

     

     

    La posibilidad de goteos en el primer y segundo ciclo es de 5%, mientras que entre el tercero y el quinto es de 3%


    Como te venimos contando, la práctica hace al maestro, por eso es normal que durante los primeros ciclos estés aprendiendo a usar la copa y pueda haber goteos, pero no te preocupes, que apenas tengas más experticia con la copa las probabilidades de fugas y goteos van disminuyendo hasta que no los presentes, todo es cuestión de ir aprendiendo, ir conociendo tu cuerpo y saber que es lo que funciona mejor para ti. 

     

     

    Hasta un 80% de mujeres que usa la copa afirma que limpiarla y usarla es muy sencillo


    Otra de las preocupaciones más comunes al usar la copa menstrual es la limpieza, pues un estudio en India demostró que hasta el 80% de las mujeres que usa la copa no tiene problemas a la hora de limpiarla o de cambiarse durante la menstruación. 

    Dejar un comentario

    Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.