Search

    Esta secção não inclui de momento qualquer conteúdo. Adicione conteúdo a esta secção através da barra lateral.

    Image caption appears here

    Add your deal, information or promotional text

    La menstruación, la luna y el poder cíclico de la naturaleza

    • 4 lectura mínima

    Alguna vez en nuestras vidas, especialmente como mujeres latinoamericanas, hemos escuchado que nos “llega la luna” cuando nos referimos a la menstruación, este término es usado en su mayoría por mujeres indígenas o conocedoras de los saberes ancestrales, quienes asocian el ciclo menstrual con el ciclo lunar, por eso le dicen a la regla la “llegada de la luna”. ¿Cuál es la relación entre la menstruación y la luna? ¿Cómo puedo conectar con los ciclos naturales a través de la menstruación? En este blog te contamos la importancia de tu ciclo menstrual y la relación que tiene con los ciclos de la naturaleza.

     

    Menstruación y fases lunares

     

    Igual que nuestro ciclo menstrual, la luna tarda alrededor de 28 días en orbitar la tierra, por eso es que se asocia una a la otra

     

    Ancestralmente se asocia el ciclo menstrual con la luna porque ambos se dividen en 4 fases y se cree que nuestra menstruación y nuestro cuerpo se ven afectados por la fase lunar en la que se encuentren, además igual que nuestro ciclo menstrual, la luna tarda alrededor de 28 días en orbitar la tierra, por eso es que se asocia una a la otra.  Para empezar, es importante que entendamos que nuestra menstruación se divide en cuatro fases:

     

    1. Fase menstrual: comienza con el primer día del sangrado y suele durar entre 3 y 5 días, dependiendo de cada mujer.

     

    1. Fase folicular: se produce el crecimiento de los folículos ováricos; cada folículo contiene un óvulo.

     

    1. Ovulación: momento en el que se rompe un folículo ovárico y se libera un ovocito, este ovocito se dirige a la trompa de Falopio, en donde va a esperar entre 12 y 48 horas para ser fecundado, de lo contrario empezará a desintegrarse.

     

    1. Fase lútea: cuando no ocurre la fecundación, se interrumpe el proceso de preparación con el desprendimiento del endometrio, y posteriormente se da paso a la menstruación.

     

    Igual que la menstruación, la luna tiene 4 grandes fases que duran entre 4 a 7 días

     

    Fases lunares

     

    Como te contamos, al igual que la menstruación, la luna tiene 4 grandes fases que duran entre 4 a 7 días y según la colectiva colombiana Yerbateras se relacionan con los siguientes rituales:  

     

    1. Luna nueva: es la fase en la que se da comienzo a un nuevo ciclo lunar, dura alrededor de 4 días, por eso está asociada directamente con el comienzo de un nuevo ciclo menstrual. Ritual: es perfecto para rituales de descarga, cortar, finalizar, olvidar, purificar o proteger.

     

    1. Luna creciente: fase en la que poco a poco, con el paso de los días la luna se va haciendo visible en el cielo, por lo tanto, está directamente relacionada con el proceso de preparación de nuestro cuerpo para un embarazo. Ritual: como es un momento de fecundidad, es perfecto para crear cosas nuevas y mejorar.

     

    1. Luna llena: momento en que la luna, la tierra y el sol se encuentran casi alineados perfectamente, por eso una cara de la luna es completamente visible desde la tierra, por eso se le asocia al momento en que el ovocito llega a la trompa de Falopio al alinearse para la fecundación. Ritual: es la fase con más influencia en la naturaleza porque está ligada a los nacimientos y se cree que es el mejor momento para los rituales de fertilidad.

     

    1. Luna menguante: fase en que la luna está por terminar su ciclo, solo se ve iluminado el lado izquierdo de la luna, por eso se relaciona con la fase lútea en la que se da paso a un nuevo ciclo menstrual. Ritual: es perfecta para rituales de liberación, superación, para dejar de lado ataduras o viejos patrones.

     

    Entonces, hay varias formas de conectar los ciclos naturales de la naturaleza con los nuestros, por ejemplo, una forma de hacerlo es cada vez que nos llega el periodo, anotar en un calendario como nos sentimos y las fases lunares en la que estamos, para así poder ver de forma mucho más clara los cambios que tiene nuestro cuerpo en cada fase lunar y usar esa información como una forma de cuidarnos y de conectar con nuestra naturaleza cíclica.  

     

    Conocer tu ciclo como un proceso natural, el momento perfecto para cuidarnos, entendernos y fortalecer nuestros lazos con nosotras mismas y con la tierra

     

    Fertilizante menstrual

     

    Otra forma de conectar nuestra menstruación, con la luna y la naturaleza es… ¡plantando la luna! La sangre menstrual contiene tres de los micronutrientes primarios de las plantas: nitrógeno, que se usa para producir hojas y mantener un buen color verde. Fósforo, que ayuda a formar nuevas raíces y producir semillas, frutos y flores y finalmente, potasio, que desarrolla tallos fuertes. Plantar la menstruación con tu copa menstrual BLOOM es muy muy fácil ¿Cómo se hace? Pones tu sangre menstrual en una jarrita junto a un litro de agua, riegas tus plantas ¡y listo! Tienes el abono natural más efectivo para cuidar tus plantas.

     

    Desde BLOOM te invitamos a conocer tu ciclo como un proceso natural, el momento perfecto para cuidarnos, entendernos y fortalecer nuestros lazos con nosotras mismas y con la tierra.

     

    Es una gran manera de conectar con la naturaleza que nos rodea y tu, ¿ya plantaste la luna?

    Dejar un comentario

    Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.